Consejos para la iluminación de tu cocina

La cocina se trata de una de las habitaciones de la casa en las que se pasa más tiempo al día. Es el espacio en el que se preparan las comidas y, en muchos casos, es la zona de punto de encuentro de toda familia.

Para que una cocina sea bonita y funcional, es muy importante detenerse en pensar qué tipo de iluminación es la más adecuada. Está claro que para poder desempeñar las labores culinarias de forma correcta, la luz juega un papel muy importante.

Trucos útiles para la iluminación

Como expertos electricistas Zaragoza te damos los trucos más útiles para la iluminación de tu cocina.

  1. Luces en el techo: La forma de iluminación más acertada para este tipo de espacios es aquella que se acopla en el techo. Los downlights son generalmente circulares aunque también los hay cuadrados o rectangulares. Para instalar una luz de este tipo tan solo necesitas contar con un falso techo.
  2. En la mesa de cocina: Si cuentas con un espacio para comer dentro de la cocina, es ideal tener luz en la mesa en la que comes con los tuyos. Conseguirás un efecto cálido y acogedor. Lo más usado y acertado es el empleo de lámparas que cuelgan del techo.
  3. Luz en las encimeras: Sobre estas superficies es donde se realizan casi todas las tareas necesarias para cocinar. Puedes colocar unos focos debajo de los armarios superiores de la cocina para resaltar una zona determinada o usar un carril de luz que permitirá mantener iluminada toda la encimera sin ninguna sombra molesta. La apuesta segura siempre es la tecnología LED aunque también puedes instalar tubos fluorescentes. En esta última elección, tienes además la posibilidad de integrar enchufes que te servirán para usar pequeños electrodomésticos como, por ejemplo, el microondas o la batidora.
  4. Dentro de los armarios: Se trata de una solución muy práctica para poder encontrar todos los elementos que guardamos ahí dentro. Consiste en colocar focos halógenos que se enciendan al abrir la puerta. Podrás encontrar este tipo de luces especializadas en cualquier tienda dedicada a la electricidad.
  5. Cajones: De la misma manera que en el consejo anterior, puedes incluir iluminación dentro de algunos de tus cajones que se encenderán y apagarán cuando los abras y cierres gracias a un sensor de movimiento. Esta iluminación funciona con pequeñas pilas que tienen una larga duración.
  6. Luz de brazo: Si en tu cocina dispones de armarios muy altos tienes una gran ventaja a la hora de incluir más puntos de iluminación a tu cocina. Puedes colocar luz concentrada de focos con brazo extensible.

¿Qué te han parecido estos consejos? No te olvides de que uno de los objetivos de poner varios puntos de luz por tu cocina también pueden ayudar en gran medida al ahorro. Al tratarse de bombillas distribuidas por distintas partes puedes accionarlas de manera independiente. Nunca tengas todas encendidas a la vez porque además de incrementar el gasto, conseguirás el efecto contrario al que deseas.

Si quieres dar un paso más allá en el mundo de la iluminación pregunta a cualquiera de nuestros expertos para que te desglosen con todo detalle cuáles son las últimas tendencias de luz conforme a cada tipo de habitación de tu hogar.

Más información