¿Se ahorra energía con el cambio de hora de marzo?

El próximo 26 de marzo, cuando sean las dos de la mañana el reloj se cambiará a las tres de la mañana. Esto se traduce en una hora menos de sueño pero una más de luz por la tarde. ¿Qué os parece? En cuanto al tema del ahorro en electricidad supone un cambio excelente pero a muchos no les parece tan buena idea eso de ir al trabajo cuando todavía es de noche.

Primero como electricistas en Zaragoza, os vamos a dar unas pinceladas para saber un poquito de la historia de los husos horarios y, después, las ventajas reales de ahorro.

Los inicios de esta costumbre

¿Dónde se remonta el inicio de esta costumbre? La primera vez que se habló de la necesidad de establecer los husos horarios en todo el mundo se hizo en la Conferencia Internacional sobre el Meridiano en Washington.

En este momento no se acordó nada al respecto pero sí que se estableció un meridiano único de referencia, el observatorio de Greenwich. Al mismo tiempo se estableció un sistema mundial para estandarizar los horarios de los trenes y sustituir las horas locales empleadas en las distintas ciudades. ¡Imaginaos qué caos!

Finalmente todos los países fueron entrando en razones de estandarización de horarios y al final se rigieron por el horario GMT, el que tenemos a día de hoy.

El horario de verano fue ideado por primera vez por Benjamín Franklin quien propuso atrasar una hora los relojes durante esta etapa del año para mejorar el aprovechamiento de la luz natural. Sin embargo no se popularizó hasta 1916 con el fin de ahorrar carbón durante la Primera Guerra Mundial.

¿Cuándo se implantó el horario de verano en España? Fue en 1974 debido a la crisis del petróleo pero tuvieron que pasar unos diez años más para que la Unión Europea unificara unas fechas permanentes para el inicio del horario de verano y el de invierno en todos sus países miembros.

Ventajas

  1. Permite un gran ahorro de energía porque la luz artificial se tiene que encender muy pocas horas antes de que la gente se vaya a la cama a dormir. Sobre todo en el caso concreto de España.
  2. Según las estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), el ahorro potencial hasta en un 5%. En términos absolutos eso se puede traducir en un ahorro de cerca de 300 millones de euros.
  3. Menos horas de consumo eléctrico también suponen una menos contaminación ambiental.
  4. El horario de verano también favorece a las tiendas y a los establecimientos relacionados con el mundo de la hostelería. A la gente le gusta salir más por el día que por la noche y por lo tanto, el consumo en estos establecimientos es mucho mayor en horas en las que hay luz natural.
  5. Cuantas más horas de luz tengamos al día mejores beneficios tendrán las personas en su estado de ánimo. Está demostrado que la presencia de luz natural y muchas horas de sol disminuyen considerablemente el nivel de estrés porque la gente aprovecha mucho mejor el tiempo.

¿Y a ti? ¿Te gusta más el horario de invierno o el de verano? ¿Crees que el ahorro es tan significativo o hay también desventajas?

Según algunos expertos en electricidad, el cambio de hora también puede favorecer la aparición de picos de demanda de electricidad. ¿Qué opinas?

Más información