Consejos para reducir tu factura de la luz

Hoy en día nos hemos acostumbrado contar con la electricidad en todos los aspectos de nuestra vida, de nuestro día a día. Esto, además de ser un gran gasto, perjudica al medio ambiente. Por ello, es aconsejable seguir una serie de pautas para cuidar el planeta en el que todos vivimos y una de las mejores maneras es cuidar la electricidad.

Para ello, te ofrecemos una serie de consejos de nuestros que pueden ayudarte a tener cuidado con el gasto excesivo de la energía y la electricidad para, así, favorecer y cuidar el medio ambiente.

  1. Emplea bombillas de bajo consumo

Una gran opción para que, además de ahorrar, como ya os hemos explicado en otros artículos del blog, para cuidar el medio ambiente, es emplear bombillas de bajo consumo. Éstas es cierto que son un poco más caras que las bombillas comunes, pero también es cierto gastan menor energía.

De hecho, con este tipo de bombillas se ahorra hasta un 80% de la energía eléctrica del hogar durante todo el tiempo de funcionamiento y, además, duran 8 veces más que las normales.

  1. No uses las luces de manera inconsciente

Otra de las opciones relacionada con la electricidad que te ayudará a cuidar el medio ambiente es apagar las luces de las estancias cuando no vayas a estar en ellas. Además, esto también se debe aplicar cuando ya hay suficiente luz natural como para que la estancia no necesite luz artificial de ningún tipo para estar iluminada. Por ello, aprovecha hasta el límite la luz natural.

  1. No te pases con la calefacción

¡Ojo con esto! Es cierto que en invierno es inevitable encender la calefacción, pero no te pases. Además de que no es conveniente tener altísima la calefacción dentro del hogar porque si no se favorecen los resfriados por cambios de temperatura, un exceso de calefacción gasta una barbaridad de energía. Por ello, te recomendamos que gradúes el termostato a una temperatura media (de unos 20 grados). Con esta temperatura es suficiente para mantener la estancia caliente. Debes saber que por cada grado de más que pongas en el termostato, el consumo de calefacción aumenta entre un 6 y 8%.

  1. Encender el televisor solo cuando se vaya a utilizar

Está comprobado que el 40% del tiempo que el televisor está encendido, no se está viendo. Por ello, no gastes energía a lo tonto y enciende la tele solo cuando la vayas a ver. Si te vas a dormir y quieres tener la televisión encendida, ponlo en modo de apagado a los 20 minutos aproximadamente, que es lo que tardarás, seguramente, en dormirte.

  1. No dejes encendido el ordenador

Ni encendido ni en modo hibernación. Cuando no estés utilizando el ordenador, apágalo. ¿Qué más da si no lo estás utilizando? Esta es otra manera de gastar energía a lo tonto.

  1. Apaga el botón de los alargadores

Esto es algo de lo que muchas veces pasamos, pero hay muchos alargadores que tienen un botón de encendido que nunca lo apagamos, aunque no esté en uso. Otro gasto innecesario que perjudica al medio ambiente y que no debes permitir.

  1. Utilizar electrodomésticos de bajo consumo

A la hora de comprar un electrodoméstico nuevo, lo que debes hacer es elegir un modelo eficiente y ecológico de clase A+++, ya que estos ahorran más del 45% de energía respecto de los de clase D, que es la más común.

  1. Pon la lavadora siempre con una temperatura moderada

De la energía que gasta la lavadora, el 90% la emplea para calentar agua,a sí que no te pases con la temperatura. Por ejemplo, ten en cuenta que una colada a 30ºC en lugar de 60ºC reduce el gasto energético a la mitad, calcula el gran favor que harías al medio ambiente de esta manera.

Más información