Trucos para ahorrar con tu termo eléctrico

¿Tienes en tu hogar instalado un termo eléctrico? O simplemente ¿Te estás planteando comprar uno? Lee atento antes de que lo hagas, porque desde Electricistas Zaragoza te daremos unos cuantos consejos para que ahorres con la factura de la luz.  Te garantizamos que con estos consejos podrás ahorrar alrededor de un 20% tu consumo eléctrico.

Sigue estos trucos básicos y ahorra

Algunos te parecerán muy obvios pero no por ello dejan de ser importantes. Lo común en la mayoría de ocasiones suele ser lo más efectivo, por ello encontrar rutinas correctas para tu hogar te permitirá ahorrar en la factura eléctrica casi sin darse cuenta.

  • Más duchas, menos baños. El consumo de agua descenderá y por tanto la necesidad de calentarla será menor. Eso sí, mientras te duches, intenta cerrar el grifo cuando te enjabones.
  • Mantener unos patrones y horarios de ducha fijos ayuda a planificar la cantidad de agua caliente disponible y que necesitarás. Gracias a ello, puedes ajustar tu termo encendiéndolo una o dos horas antes de meterte en el baño.

¿Cómo se ahorra más, subiendo o bajando la temperatura?

Ambos casos estarían en lo cierto. Ya que, si disminuyes la temperatura del termo, el gasto será menor aunque el agua durante la ducha saldrá menos caliente y por tanto no abrirás la fría para compensar.

Si mantienes alta la temperatura del agua, al ducharte seguramente saldrá excesivamente caliente y abrirás más el agua fría para compensar y ducharte con agua templada. De esta manera se tirará menos del termo y tendrá menos agua nueva con necesidad de calentarla.

Consejos más técnicos para el ahorro

Algunas de estas medidas de ahorro pueden necesitar la actuación de “el manitas del hogar” para llevarlas a cabo. Pero no te preocupes todo depende de tu pericia en el bricolaje amateur.

1º Programa el enchufe de tu termo

Con este aparato que encontrarás fácilmente en cualquier tienda de bricolaje y de instalación más que básica y sencilla, puedes programar a qué hora deseas encender el termo para tener el agua caliente lista justo cuando te vayas a duchar. De este modo evitas que el termo esté todo el día manteniendo el agua caliente cuando no la necesitas.

Es importante que este reloj sea digital y cuyo funcionamiento conste de pilas para evitar que puedan llegar a afectarle los pequeños cortes de luz que en ocasiones ocurren en los hogares y que pueden como mucho afectarnos al desconfigurar la programación que habíamos programado previamente.

2º Instala perlizadores en los grifos

Los perlizadores, para aquellos que os suene a chino este término, son esos pequeños elementos que se sitúan justo en el orificio de salida de agua de cualquier grifo. Su coste es más que asequible y su amortización rapidísima, ya que pueden lograr que el consumo se reduzca de inmediato hasta un 50% menos de agua y por tanto y paralelamente, del consumo de electricidad para calentarla.

Además, gracias a esta opción, casi como efecto añadido también puedes doblar la capacidad de tu termo ya que una misma cantidad de agua te dura el doble, todo esto se debe gracias al salir menos cantidad de agua  por los grifos, se puede aprovechar mejor.

Estamos convencidos de que gracias a estos pequeños trucos, podrás encarar mejor el verano.

Más información